Cirugía y Medicina

Queiloplastia (Labios).

Los labios son un rasgo del rostro que se destaca y diferencia de los demás y una de las principales armas de seducción de las mujeres. Una mujer con labios carnosos y perfilados se vería muy sensual y seria la atracción de todos.

Igualmente la ilusión termina cuando nos damos cuenta de que no somos poseedoras de esos hermosos labios, es más, son muy pocas las mujeres que pueden lucir los labios tan deseados. Y aunque la forma ideal de los labios es tener el labio superior más grande que el inferior, tener labios desproporcionados o finos, como la mayoría de las mujeres, no es un gran defecto.

Pero las mujeres que quieren cumplir el sueño de tener los labios de Angelina Jolie, intentan modificar los suyos con maquillaje. Logran corregir un poco las imperfecciones, maquillándolos de una manera que a simple vista parecería tener labios más grandes, pero el cambio no es mucho. Otras optan por maquillaje permanente, especialistas dibujan los labios para que parezcan más gruesos. Pero la única manera de cumplir este sueño y mejorar nuestro aspecto estético es someternos a un acto quirúrgico.

Esta operación recibe el nombre de Queiloplastia. Esta cirugía te permitirá aumentar el tamaño de tus labios, aunque en algunos casos es utilizada también para reducir el tamaño de labios superiores o inferiores. De esta manera podrás mejorar tu aspecto estético y lucirás labios que queden en armonía con tus rasgos faciales.

Si lo que necesitas es solucionar el problema de tus labios delgados, aumentando su tamaño, el cirujano te presentará diferentes alternativas y te recomendará la más apropiada para ti. Lo más utilizado es inyectar en los labios grasas propias del paciente o aplicar colágeno para así darles a los labios el tamaño deseado.

Utilizando estas técnicas no tendremos cicatrices ya que para rellenar se utilizan inyecciones. El aumento de tamaño es temporal, ya que los materiales son absorbidos. Si quieres mantener el tamaño debes recurrir al cirujano cada 6 u 8 meses y realizar retoques.

Pero en cambio si tú posees labios demasiado grandes y quieres quitar el tamaño de tu labio inferior o superior, en ese caso se realizarán una incisión en el labio a tratar, y se reformarán los tejidos, quitando una parte de ellos. La cicatriz no será visible porque quedará escondida bajo el labio.

La Queiloplastia es un acto quirúrgico muy rápido, puede durar entre 30 minutos a 1 hora. Además es una cirugía muy segura, es muy raro que aparezcan complicaciones. Aunque sea un acto rápido y sencillo no debemos dejar de comprobar la profesionalidad del cirujano. Esta cirugía se realiza bajo anestesia local, aunque en algunos casos, según el paciente y la operación, la operación se debe realizar bajo anestesia general.

Después de realizarse la Queiloplastia, la recuperación es muy rápida y muy poca dolorosa. Solo en 10 días tus labios bajarán la inflamación y ya podrás apreciar el resultado de la cirugía, después de 30 días ya la inflamación desaparecerá por completo.

Además no requiere de muchos cuidados, solo debes mantener una dieta de comida blanda para no esforzar demasiado los labios y evitar realizar ejercicios físicos o movimientos que requieran demasiada fuerza (incluyendo la gimnasia facial). Para bajar más rápido la inflamación puedes aplicar suavemente hielo los primeros días.